La importancia de las empresas de recobro en la actualidad

Cada vez son más las empresas, autónomos así como personas físicas que acuden a empresas de recobro si se encuentran en la situación de tener impagos importantes que afectan directamente en el día a día y en la estabilidad  de sus negocios.

Muchas personas dudan y  se preguntan si las empresas de recobro son legales y si se pueden ceder los datos personales a terceros. La respuesta es que sí, esta es una actividad que ha existido desde que se establecen  relaciones de intercambio entre los miembros de una sociedad.

El derecho del acreedor de cobrar su deuda está reflejado en el artículo 1096 y 1101 del Código Civil. El artículo 1096 reconoce la posibilidad del acreedor de, «obligar» al deudor a que realice la entrega. El artículo 1101 le reconoce el derecho a hacerlo tanto por vía judicial como  extrajudicialmente.

La Ley Orgánica de Protección de Datos entiende que en los casos de cobro de deudas, la cesión de datos a terceros es totalmente lícita, siempre dentro de unos límites, reflejados en la Ley General para la Defensa de Consumidores y Usuarios 1/2007.

Para esa mejor defensa es imprescindible tener toda la información relativa a la deuda que se reclama.

Una empresa de recobro hace el trabajo de intermediario entre el  deudor  que debe una cantidad y el acreedor al que se le debe.

Es importante tener en cuenta que ante la falta de regulación del sector es primordial la profesionalidad y la gestión ética ya que son claves para cualquier negociación.

En cuanto a la ética y profesionalidad de la gestión de cobros, existe un marco de referencia al que muchas empresas se adscriben,  ANGECO, la Asociación Nacional de Entidades de Gestión de Cobro, que agrupa a las compañías que tienen como objeto prestar servicios de gestión de cobros de impagados, por vía amistosa o judicial.

ANGECO ha publicado una serie de normas de conducta, tanto hacia los deudores como hacia los clientes, que se asimila al código de conducta a nivel europeo de FENCA.

Las compañías de recobro no han gozado de mucha popularidad a lo largo del tiempo, debido a factores como el intrusismo......  pero es importante explicar que son necesarias y efectivas siempre y cuando se contrate una empresa seria y comprometida con  la ética profesional que regula el sector.

Existen varias razones de peso  por las que acudir a una empresa de recobro si nos encontramos en la complicada situación de tener impagos.

  • En primer lugar está  el ahorro de costes. Hacer frente a los gastos materiales y personales para intentar cobrar una deuda dificulta aún más  al balance financiero, en cambio, una empresa especializada realiza todas las gestiones del modo más óptimo y en muchos casos cobran un porcentaje de la deuda al ser cobrada.
  •  Por otro lado está la comodidad. El esfuerzo de perseguir a los deudores crea un desgaste personal además del tiempo  que se pierde cuando se debería dedicar ese tiempo y ese esfuerzo en mejorar el  negocio.

Todos los datos indican  que contratar una empresa de recobro especializada es una buena opción para resolver los impagos que puedan existir tanto a nivel empresarial como personal.

 

 

 

 





Solo cobramos si usted cobra - Desde un 4'95%

Gracias. Hemos recibido su consulta.
Error! Ha habido un error al enviar el mensaje.

Por favor acepte las condiciones.

  Solicita información